LA RUTA DEL SOL Y DE LA FRUTA





oriente antioqueño Saliendo desde Medellín debe buscar la carretera al mar; en la ruta encuentra varias estaciones de gasolina en las que puede solicitar una revisión básica del carro. A sólo diez minutos está el corregimiento de San Cristóbal, desde donde puede disfrutar la panorámica de Medellín tomándo­se un exquisito café y si el tiempo le ayuda, seguro sacará una linda fotografía. A partir de agosto de ya no tiene que tomar la vía hasta el alto de Boquerón, puesto que se encuentra en funciona­miento el Túnel de Occidente que lo comunica en sólo 40 minutos con la población de San Jerónimo, es una excelente vía, perfectamen­te señalizada. Al otro lado del túnel la temperatura ya es cálida y posee buenos paraderos donde es reconfortante desde un choco­late y una bandeja paisa hasta las mas deliciosas frutas, cosecha de los campesinos, ¡a muy buenos precios!

San Jerónimo ¡La Tierra del Cacao!

Una vez en San Jerónimo, aprecie su arquitectura colonial y la más variada oferta de frutas que puede comprar en toldos ubicados en el parque principal. La población posee hosterías con piscina y servicio de restaurante y posadas familiares a más bajo costo. Si escoge San Jerónimo como lugar de estadía, puede desplazarse a Sopetran y Santa Fe de Antioquia, fácilmente.

Alto del Boqueron

Hacia Sopetrán

Siguiendo por la vía principal hacia Santa Fe a sólo 10 minutos, se desvía a mano derecha y unos pocos kilómetros más adelante encuentra a Sopetrán. Es famoso por el reinado de la fruta, la agradable temperatura cálida de 27 grados y la amabilidad de su gente. En la plaza principal se conservan hermosos rasgos de arquitectura colonial y la Iglesia Parroquial en la que se exhiben importantes pinturas y esculturas de origen europeo. Ofrece alojamiento a buenos pre­cios con todas las comodidades en pequeños hoteles y hosterías. Desde allí puede ir y volver en un solo día a Santa Fe de Antioquia. Pero si su destino final es esta población, entonces a sólo 20 minutos le dará la bienvenida el pintoresco valle del río Cauca, puerta de entrada a la pequeña ciudad colonial.

Rio Cauca

Santa Fe de Antioquia

Antes de la fundación de Medellín, fue por mucho tiempo centro político y religioso de An­tioquia y una de las ciudades más importantes de Colombia. Tesoros de este pasado glorioso se pueden observar en sus calles empedradas, preciosas casas coloniales de poderosas familias de la época, iglesias como Nuestra Señora del Carmen o San Pedro Claver y museos, especialmente el de arte religioso Francisco Cristóbal Toro.

Santa Fe de Antioquia Podrá dar un paseo en carro o en mototaxi para visitar los principales atractivos, aunque una buena alternativa es recorrer la ciudad a pie. Algo que debe hacer es sentarse en el parque principal, tomarse un delicioso café, un jugo o probar el dulce de tamarindo al que se le atribuyen propiedades curativas. Debido a su gran demanda turística, cuenta con una gran variedad de alojamientos de todos los precios, representados en hoteles, balnea­rios o posadas en las casas de los habitantes.

Puente de Occidente

La construcción del Puente sobre el río Cauca fue toda una odisea. Primero debía ser una de las obras más importantes de Colombia que uniría a Santa Fe de Antioquia con Sopetrán y San Jerónimo, obra que se le encargó al ingeniero antioqueño José María Villa, que había participado en la construcción del Puente de Brooklin sobre el East River de Nueva York. El ingeniero solicitó los cables, el hierro y el acero a Inglaterra, mientras él preparaba la estructura en madera. Durante la construcción surgieron grandes problemas por el tamaño y el peso, problemas que Villa solucionaría de manera sobresaliente. Su construcción duró 8 años, mide 291 mt y resiste 225 toneladas; tuvo un costo de $171.300 y trabajaron 200 hombres. Por su belleza física, resistencia y longitud, es considerado el tercero en América y el octavo en el mundo entre los puentes colgantes.

Puente de Occidente



Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario