Ecosistema Sabana





Ecosistema tropical conformado por una cobertera continua de plantas herbáceas, interrumpida por plantas leñosas que crecen como individuos aislados. Sus características de suelo, clima y flora, las convierten en ecosistemas de gran importancia ecológica y económica. Se desarrollan en planicies con ligeros declives y a veces en terrenos ondulados y quebrados, con factores naturales y climáticos que determinan su presencia.

Sus suelos son pobres en materia orgánica, ricos en óxido de hierro, contienen aluminio, sales y elementos calcáreos. Sin embargo, las actividades ganaderas extensivas, la quema de los bosques de galería y de las gramíneas afectan la capa de material vegetal en descomposición propiciando la erosión y disminuyendo la productividad de los suelos; la caza incontrolada, la contaminación de las fuentes de agua por la utilización de agroquímicos para los cultivos, altera el ecosistema de sabana generando una serie de impactos que incrementan su fragilidad.

La sabana está dividida teniendo en cuenta los períodos lluviosos y secos. De acuerdo con estas condiciones, los ecosistemas de sabana se clasifican en tres tipos principalmente:

• Sabanas estacionales. Caracterizadas por períodos húmedos y secos, los cuales son muy marcados, lo que genera suelos fangosos y bastante permeables.
• Sabanas hiperestacionales. Presentan ciclos de lluvia y sequía divididos en cuatro períodos: dos estaciones húmedas separados por una estación seca y otra semihúmeda.
• Sabanas semiestacionales. Alternan una estación húmeda con una seca y presentan un mayor régimen de inundación.

En cuanto a la vegetación de este ecosistema, las especies leñosas más representativas son el chaparro (Curatella americana), el chaparro manteco (Ryrsonima crassifolia), el alcornoque (Bowdichia virgiloides) y el fruto burro (Xilopia aromaíica).

Los bosques de galería se localizan a lo largo de las riberas de los ríos y caños con cauce permanente y están conformados por árboles tales como: flor amarillo (Tabebuia serrat¡folia), ceibas (Ceiba pentandra), algarrobo (Hymenaea courbarií) y sarrapio (Comarouna rosea), entre otros. En áreas especiales de la sabana plana se hallan matas de monte de gran importancia para el refugio de las poblaciones de fauna silvestre. La fauna de la sabana está constituida por mamíferos tales como el venado caramemdo o cola blanca (Odocoileus vitginianus), chiguiros (Hydrochaeris hydrochaeris), ñeque (Dasyprocía pimctata), zainos (Tayassa tajacu y Tayassu pécari), oso palmero (Myrmecophaga tridáctila), lapa o tinajo (Agouti paca), armadillo (Dasypus novemncinctus) y conejo sabanero (Silvilagus floridamis). Entre las aves se encuentra el alcarabán( Vanellus chilensis), el garzón soldado (Jaribit mveteria), corocora roja (Eudocimus ruber), corocora blanca (Eudocimus alba). En cuanto a reptiles sobresale la tortuga arráu {Podocnemis expansa). En el orden Crocodylia se encuentra el caimán de la Orinoquia {Crocodylus intermedias) y la baba o babilla {Caimán crocodilus).

Colombia presenta sabanas semiestacionales en la Orinoquia, con 15 millones de hectáreas. En invierno se inundan y cuando llega el verano la vegetación experimenta una escasez total de agua. Las sabanas inundables aparecen en vastos sectores de los departamentos del Arauca y el Casanare, en suelos mal drenados. Son sabanas arbustivas con árboles pequeños y topografía ondulada.

En las regiones del Magdalena medio y el Caribe y algunos enclaves de los valles interandinos, principalmente en el Huila, Tolima y la Amazonia, alcanzando una extensión aproximada de 25 millones de hectáreas, se hallan las sabanas estacionales. Sus suelos tienen buen drenaje, son pobres en nutrientes y con un nivel freático muy profundo. Tienen períodos de verano sumamente secos alternando con inviernos muy lluviosos.

Las gramíneas son características floreciendo después del verano y aunque la mayoría de árboles lo hacen durante éste, algunas especies con tallos subterráneos después de un fuerte verano o de un incendio, tienen nuevos brotes durante el invierno. En la sabana cada especie alimenta un tipo de animal específico, como chigüiros, venados, ñeques y tortugas. Otras especies promueven la vida del suelo excavándolo, oxigenándolo y descompactándolo, como hormigas arrieras, armadillos y lapas. Este tipo de bosques permite la dispersión de la fauna típicamente amazónica tanto al sur como al norte de su área de extensión.

Sin embargo, como en casi todos los biomas colombianos, el indiscriminado aprovechamiento de los recursos amenaza a la naturaleza colocándola en condiciones adversas. En este medio es común la vegetación concentrada en las riberas de caños y ríos, conocida como bosque de galería.



  • caracteristicas del ecosistema sabana
  • inundaciones de la sabana ecosistemas
  • ecosistemas de sabana en colombia por departamentos
  • ecosistemas de sabanas en colombia

  • ecosistema sabana

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario