Departamento de Cundinamarca





departamento de cundinamarca

Historia

Su nombre significa en chibcha “comarca donde habita el cóndor”. A la llegada de los españoles el territorio estaba habitado por los Muiscas, perte­necientes a la familia lingüística Chibcha, la más avanzada y desarrollada culturalmente de cuantas habitaron el territorio que hoy es Colombia y que extendían sus dominios hasta los actuales departa­mentos de Boyacá y Santander. Los Muiscas ocu­paron los valles fértiles de los ríos Funza, Bogotá, Blanco y la cabecera del río Suárez hasta la la­guna de Fúquene. Otro grupo etno-lingüístico, el Caribe, habitó el sur del territorio cundinamarqués y ocupó desde el flanco oriental de la cordillera Oriental hasta las márgenes del río Magdalena, al mismo pertenecían los Panches, Calimas y Mu­zos, comunidades de cazadores que se caracteri­zaban por su actividad guerrera. Gonzalo Jiménez de Quesada inicia la conquista en 1537, caracterizada por la apropiación violenta de los tesoros aborígenes, oro y tejidos y posteriormente por la imposición de tributos mediante el trabajo en las labores agrícolas, mineras y de transporte de mer­cancías. Jiménez de Quesada funda a Santafé y luego se encuentra con Sebastián de Belalcázar y Nicolás de Federmán, quienes atraídos por la le­yenda de “El Dorado” le disputan sus posesiones. Cerca de 30 cabeceras municipales actuales fue­ron poblados anteriores a la conquista; entre ellos se encuentran Chocontá, Fontibón y Tena. Duran­te el dominio español surgieron unas 40 pobla­ciones; entre ellas se destacaron Santafé (1538), Tocaima (1544), Vergara (1802) y Pulí (1819). El 27 de febrero de 1811 se constituye el Reino de Cundinamarca, base de las Provincias Unidas de la Nueva Granada en noviembre del mismo año, cambiando a la denominación de Provincia de Cundinamarca, organizada bajo el régimen fede­ralista, hasta finalizar el período conocido como de la Patria Boba en 1816. Durante la Gran Colombia de 1819 a 1821 en la vigencia de la Constitución de Angostura, el departamento de Cundinamarca agrupaba todas las provincias de lo que fuese en otro tiempo el Virreinato de la Nueva Granada o la actual Colombia; por la Constitución de Cúcuta de 1821, el departamento de Cundinamarca for­maría parte junto con Cauca, Boyacá, Magdalena, Venezuela, Zulia, Orinoco y Quito de la Repúbli­ca de Colombia. En la Constitución de 1832 para el Estado de la Nueva Granada, regresa la deno­minación de Provincia para Cundinamarca junto con otras 18, denominación que se mantiene bajo la Constitución de 1843 y la de 1853. La Cons­titución de 1858 de la Confederación Granadina, le asigna la denominación de Estado de Cundina­marca que conserva en la posterior de 1863, de los Estados Unidos de Colombia. Finalmente retoma la denominación de departamento en la Constitu­ción de 1886, la que ha conservado hasta nuestro, días.

División administrativa

El departamento está dividido en 115 municipios, 177 inspecciones de policía y 14 corregimientos, numerosos caseríos y sitios poblados. Los muni­cipios están agrupados en 58 círculos notariales, con un total de 124 notarías; 3 círculos de registro con sede en Bogotá D. C. y 13 oficinas seccionales distribuidas así: Bogotá Zona Sur, Agua de Dios, Cáqueza, Girardot y Fusagasugá; Bogotá Zona Centro, Facatativá, Guaduas, La Mesa, y Bogotá Zona Sur, Chocontá, Gachetá, La Palma, Pacho, Ubaté y Zipaquirá; 2 distritos judiciales: Bogotá, con cabecera de circuito en Santafé de Bogotá y Funza, y el de Cundinamarca, con cabecera de cir­cuito en Cáqueza, Facatativá, Gachetá, Girardot, La Palma, Leticia (Amazonas), Soacha, Fusaga­sugá, La Mesa, Villeta, Guaduas, Zipaquirá, Cho­contá, Pacho y Ubaté. El departamento conforma la circunscripción electoral de Cundinamarca.

La capital, Bogotá D. C. no pertenece a la organización administrativa del departamento; posee una temperatura promedio de 14° C. Es también capital de la República, fundada el 6 de agosto de 1538 por don Gonzalo Jiménez de Quesada, ubicada en la sabana de su nom­bre. Centraliza las actividades administrativas y económicas del departamento y del país, y se constituye como la ciudad más grande del país.

Medio natural

Su territorio corresponde a la cordillera Oriental, que penetra por el sur formando el páramo de Sumapaz; en su parte alta presenta la altiplanicie de la sabana de Bogotá y hacia el norte el valle de Ubaté; los sectores planos y cálidos se encuentran al oeste, en el valle del Magdalena, y al este en los Llanos Orientales, correspondientes a las cuen­cas hidrográficas de los ríos Magdalena y Meta. Presenta relieves bajos, planos y montañosos que corresponden a la cordillera Oriental en ambos flancos.

En el departamento se distinguen cuatro regiones fisiográficas; flanco occidental, altiplano de Bogo­tá, flanco oriental y el piedemonte llanero. Todo el territorio se extiende sobre un conjunto de estruc­turas sinclinales y anticlinales en los flancos orien­tal y occidental de la cordillera, con la presencia de fallas en dirección suroeste y noreste. Entre los accidentes orográficos se destacan, al norte el Valle de Ubaté, al oriente los Farallones de Medina y el pie de monte llanero, al sur el Páramo de Sumapaz, en la zona central la parte montañosa que da origen a las corrientes que vierten sus aguas a los ríos Magdalena y Meta.

sede gobernacion

Hidrografía

En el departamento se distinguen dos grandes cuencas: al oeste, la del río Magdalena, y al este la del río Meta, a las que confluye un total de 11 subcuencas.

El Magdalena recibe a los ríos Bogotá, Negro, Sumapaz, Minero y Ubaté. El Meta recibe los ríos Guavio, Negro, Humea, Guatiquía y Machetá.

Clima

Las lluvias se distribuyen en los meses de abril, mayo, septiembre, octubre y noviembre. Sus pisos térmicos son: cálido, templado, frío y bioclimático páramo. Las condiciones climáticas están influidas por la circulación atmosférica, la Zona de Convergencia Intertropical que de­terminan el régimen bimodal en la mayor parte del territorio. El suroeste del altiplano es el sec­tor menos lluvioso debido al efecto de abrigo originado por los cordones cordilleranos que enmarcan el altiplano. La mayor pluviosidad se da en el piedemonte llanero con lluvias por encima de los 5.000 mm anuales. Los meses más lluviosos son marzo-abril y octubre-noviembre, intercalados con los menos lluviosos o secos, enero-febrero y julio-agosto.

Demografía

La población se concentra en el centro y norte del departamento. El censo de 1993, proyectado al año 2003, reporta una población de 2.266.806 habitantes, de los cuales 1.303.492 correspon­dían a cabeceras municipales y 963.314 al área rural. La población, en su mayoría es mestiza, fruto de la mezcla entre indígenas que habita­ban la región y los colonos españoles. A partir de la época de la independencia hasta nuestros días, el territorio ha sufrido diversos procesos de poblamiento.

Subsisten unos pocos vestigios del grupo etnolinguístico Chibcha bajo la organización de resguardos indígenas en el municipio de Cota y en las localidades de Bosa y Suba del Distrito Capital de Bogotá. La apertura de vías a partir de la década de 1960 ha generado migraciones de importancia desde ambos flancos de la cor­dillera Oriental y el piedemonte, hacia la zona metropolitana de la capital. Adicionalmente con el Distrito Capital de Bogotá se vive una circunstancia poblacional particular, en la que los habitantes de poblados cundinamarqueses próximos a la capital denominados poblacio­nes dormitorio, caso de Soacha, Chía, Cota, Mosquera, Sibaté, Facatativá, durante el día se desplazan masivamente a la capital para traba­jar, constituyéndose en una población flotante apreciable.

Economía

Cuenta con importantes recursos naturales mi­nerales: carbón, hierro, sal, caliza y apreciadas esmeraldas.

La agricultura está bien diversificada y es gran productor de café; la ganadería de leche, está altamente tecnificada en la Sabana de Bogotá. En la capital y ciudades aledañas se concen­tran las mayores áreas industrializadas del país, caracterizadas por el número e importancia de los establecimientos. La principal actividad de su economía es la agricultura, seguida por la industria, los servicios y el comercio. Dentro de la gran diversificación agrícola del departa­mento sobresalen por su relevancia económi­ca los cultivos transitorios: café, caña panele­ra, papa, maíz, plátano, arroz, flores, cebada, sorgo, trigo, algodón, hortalizas y frutales. La producción avícola posee un alto grado de tecnificación que se localiza en el altiplano cundinamarqués y las terrazas de Fusagasugá, Silvania, Arbeláez y San Bernardino, principal­mente. Los recursos mineros más importantes del departamento son carbón térmico, arcillas, calizas y dolomitas, sal en Zipaquirá y Medi­na, mármol en Guaduas. Se explota oro y plata, esmeraldas en Gachalá y otros yacimientos de cobre y hierro.

La mayor actividad y producción industrial se localiza en el altiplano cundinamarqués: productos lácteos en Sopó, Zipaquirá, Ubaté, Facatativá; vidrio en Nemocón; cueros y cur­tiembres en Villapinzón, Chocontá, Mosquera, Cogua; industria química en Soacha, Sibaté, Tocaneipá, Zipaquirá, Madrid, Facatativá; tex­tiles en Cajicá, Facatativá, Tocancipá, Cota, Madrid, Soacha; papel y madera en Soacha y Cajicá. Los centros comerciales más importan­tes son Girardot. Zipaquirá, Facatativá, Fusagasugá, Chía, Madrid, Soacha, Funza, Mosquera, Villeta y Tocaima.

Vías de acceso

El departamento está atravesado por la red troncal nacional que permite la comunicación con la mayoría de las ciudades del país, por ser la capital nacional el punto central de donde manan y hacia donde confluyen todos los siste­mas de transporte. Existen numerosas vías se­cundarias que conectan a su vez las diferentes cabeceras municipales con la capital. Con la re­construcción de los ferrocarriles en Colombia, se están rehabilitando las líneas Bogotá-Puerto Salgar, La Caro-Belencito y Bogotá-Lenguaza- que, para el transporte de carga. El transporte aéreo de carga y pasajeros se hace desde el ae­ropuerto internacional El Dorado, en Bogotá. Tres cabeceras municipales cuentan con servi­cio aéreo, Madrid, Puerto Salgar y Medina.

Cultura y turismo

Fincas de recreo y balnearios de clima templa­do y cálido, se encuentran a lo largo de las vías Bogotá Girardot y Bogotá-Honda; hay sectores de camping, parques de recreación y servicio de hotelería, restaurantes y asaderos que sirven principalmente a la población de la capital. El departamento cuenta para la recreación y el deporte con 7 estadios olímpicos y 4 coliseos. Otros lugares de interés son la Catedral de Sal en Zipaquirá, el Parque Jaime Duque, el Par­que de Sopó, el Zoológico Santa Cruz, el Salto de Tequendama, los termales de Tabio, las re­presas del Sisga y el Neusa y la reserva natural de Carpanta en el páramo de Chingaza, entre otros. Cada población posee sus fiestas popu­lares representativas, algunas dedicadas a los santos y patronos, cabe mencionar el Festival de la Molienda en Villeta, el festival de las Flo­res en Fusagasugá y el Rosal, el reinado Nacio­nal del Turismo en Girardot y los Festivales de las Frutas en Cachipay y en Anapoima.

Tabio

Problemática ambiental

Las grandes concentraciones urbanas, la in­dustria y la agroindustria, generan abundantes volúmenes de desechos arrojados a las vertientes que la circundan, como en el caso del río Bogotá, afectando la población de las riberas. La contaminación de las aguas y su uso en la agricultura ocasiona problemas de residualidad química y biológica en los productos agrícolas y salinización de los suelos. La imparable deforestación en las partes altas ha generado ero­sión y contaminación por sedimentos y pérdida de la capacidad de los cuerpos de agua natural y artificial. La minería artesanal y de extracción sin control genera problemas de contaminación y formación de áreas de riesgo.

Desarrollo social

El departamento dispone de 8 hospitales regionales, 29 hospitales locales, 39 centros de salud con un total de 2.658 camas, 162 puestos de sa­lud, 500 médicos vinculados al sector oficial y 7.200 centros de atención en sus diferentes modalidades del Instituto Colombiano de Bienes­tar Familiar ,

Las cabeceras municipales cuentan con 380 establecimientos de preescolar, 22.000 alum­nos y 1.000 profesores; 650 establecimientos de primaria, 134.000 alumnos y 5.800 profeso­res; 270 establecimientos de educación media, 121.000 alumnos y 5,800 profesores; el sector rural cuenta con 140 establecimientos de pre-escolar, 4.900 alumnos y 244 profesores; 2.400 establecimientos de primaria, para 112.000 alumnos y 5.300 profesores; 85 establecimien­tos de educación media, 20.000 alumnos y 1.200 profesores.

Este departamento cuenta con 4 centros uni­versitarios que ofrecen formación universitaria profesional, técnica profesional y tecnológica profesional; el SENA ofrece anualmente 1.691 cursos en diferentes áreas técnicas a 26.000 alumnos. La tasa de analfabetismo de la pobla­ción mayor de 15 años es de 10,19%. La pro­porción de hogares que disponen de acueducto es de 71,4%, alcantarillado 61,3% y energía eléctrica 92,7%. La población con necesidades básicas insatisfechas es del 29,6%. Hay 121 bancos localizados en 79 cabeceras municipa­les; las mayores concentran hasta 6 sucursales, como el caso de Girardot; 25 corporaciones de ahorro y vivienda y en 74 municipios hay su­cursal del Banco Agrario.

cundinamarca



  • regiones naturales de cundinamarca

  • regiones de cundinamarca
  • geografia de cundinamarca
  • cuales son las regiones naturales de cundinamarca
  • en que región geografica se encuentra el departamento de cundinamarca
  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario