Culturas Indígenas en Colombia





Al llegar al Nuevo Mundo los españoles, el territorio estaba poblado por varias naciones abo­rígenes o grandes conjuntos tribales, ubicados en regiones más o menos deslindadas entre sí cuyo medio de contacto eran la guerra o el comercio. No tenían unidad política alguna que las hubiera lle­vado a formar una gran nación; cada cual era soberana en sus dominios; tenían su lengua, su gobierno, su mitología, sus costumbres y, por con­siguiente, su desarrollo cultural fue independien­te, individualista.

Algunas de estas tribus estaban más desarrolla­das que otras, pues existían también las que se hallaban en el más rudimentario estado de primitivismo. Por las características de su obra artística, de su organización social, mitología, etc., aparecían divididas en diversos grupos culturales. Desde luego, a los españoles no les interesaba este aspecto, sino el oro que tuvieran; por eso se perdie­ron estas tradiciones, la experiencia artística naturalista de los siglos, y porque les faltó un elemen­to esencial de la cultura como es la escritura, pues no podemos llamar como tal a sus jeroglíficos. Las culturas más desarrolladas fueron las de los climas frío y medio, en los que la naturaleza es más pródiga y estimulante.

A todas ellas eran comunes las artesanías de tejidos y maderas, la orfebrería, la práctica de la hechicería, la medicina vegetal, los tejidos de algo­dón y la cerámica, en unas de mayor sentido artís­tico que en otras.Culturas Indigenas en Colombia

Para identificarlas mejor las llamamos en gene­ral culturas aborígenes. De ellas, la que representa culturalmente a Colombia ya que fue la más avan­zada, es la de los chibchas, que tuvieron una organización social y política basada en leyes consuetu­dinarias. Su economía se fundaba en la agricultura, la explotación de la sal y el comercio; tenían un régimen matrimonial y un rudimentario sistema tributario. Su mitología partía de un sentido filosó­fico, un conjunto de leyendas sobre el origen de la vida y de la tierra y de diversos fenómenos de la naturaleza, que por este medio se explicaban. Su organización comprendía una división provincial administrativa, una organización guerrera, una lengua simbólica y un organigrama matemático y astronómico que les permitió medir, contar y cal­cular el tiempo e inventar su calendario, que en poco difería de los de otras naciones más adelanta­das y aun del actual. Alcanzaron a tallar esculturas y a labrar columnas de piedra para un frustrado templo en el valle de Ráquira.

Su hábitat fue el centro de la cordillera Oriental, propiamente lo que son hoy Cundinamarca y Boyacá y la parte sur de Santander. Modernos etnólogos, fundados en ciertos parentescos o en la edad lingüística de los pueblos de esta cordillera desde el macizo colombiano hasta Venezuela y Costa Rica, sostienen que todos fueron chibchas, o mejor, que hablaban chibcha.

Otras culturas fueron la zenú del rio Sinú; catío de Antioquia; pijao y panche del Tolima y Huila; caribe de la costa Atlántica; quimbaya del viejo Caldas; quillacinga del departamento de Nariño; calima del Valle del Cauca, todas admirables por su orfebrería, cerámica, mitología, leyenda y medi­cina vegetal. De su orfebrería se han recogido va­liosas muestras en el Museo del Oro del Banco de la República, que constituyen la reserva más grande del patrimonio cultural aborigen en el país, puesto que, de las ingentes cantidades que poseían estos pueblos, de una parte se apoderaron los conquista­dores y colonos; otra fue para las iglesias, una tercera para los guaqueros y la mayor se la llevaron las expediciones científicas de europeos que cons­tantemente, durante todo el siglo pasado, y aún hoy, se llevaron en aras de la ciencia para los museos de sus países, principalmente hada Ingla­terra, Francia y Alemania, más como curiosidad que verdaderamente para valorarlas como obra artística.

A pesar de la acción destructora del conquista­dor y del español en general, que arrasaron con todo lo indígena, pues no les interesaba conservar la tradición cultural de éstos, los cronistas de la conquista recogieron algo de ellos, que ha quedado como testimonio histórico. No se pensó en la rique­za que albergaba tal patrimonio, en lo mucho que se hubiese aprendido de él al tenerse el sentido de la observación y del estudio; pero ni el criollo ni el mestizo, también descendientes indios, se preocu­paron por conservarlo. Así, lo que queda objetiva­mente está en los museos, y un recuerdo latente en la conciencia del actual campesino mestizo y algo del alma de ese pasado en la tierra. Con alguna suerte, la arqueología y la etnología han venido descubriendo parte de esas culturas.



  • la orfebreria indigena mas avanzada en colombia fue
  • culturas indigenas de colombia
  • culturas indigenas

  • cultura indigena
  • indigenas de colombia
  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
2 Comentarios en Culturas Indígenas en Colombia
  1. maria fernanda dice:

    oooool q feo

  2. natalia dice:

    a q horror q feo si yo estuviera en esa epoca

Deja tu comentario
Tu Comentario